¿Qué es el Vaginismo?

El vaginismo es cuando los músculos de la vagina de una mujer se contraen o tienen espasmos cuando algo ingresa, como un tampón o un  pene. Puede variar de levemente incómodo a bastante doloroso.

Para algunas mujeres, los músculos vaginales se contraen involuntaria o persistentemente cuando intentan la penetración vaginal. Esto se llama vaginismo. Las contracciones pueden prevenir las relaciones sexuales o hacerlo muy doloroso.

 

Momentos de los Síntomas del Vaginismo

 

Es importante entender que el vaginismo no es lineal, si no que tiende a tener momentos específicos, en cuanto a la aparición de síntomas, por lo cual, es importante aprender a distinguirlo y sobre todo, aprender a comunicar su molestia.

  • Mientras el compañero intenta penetración
  • Cuando una mujer inserta un tampón o cualquier juguete
  • Cuando una mujer es tocada cerca del área vaginal

Nota: El vaginismo no interfiere con la excitación sexual, pero puede evitar la penetración.

Un examen pélvico suave generalmente no muestra la causa de las contracciones. Ninguna anormalidad física contribuye a la condición, por lo que el primer paso es visitar a un profesional en medicina.

En este orden de ideas, al descartar la parte biológica, se puede pensar de una posible  disfunción sexual generalmente puede tratarse, en un medio multidisciplinar compuesto por psicología, ginecología.

 

Porque es importante buscar ayuda

que es el vaginismo

Lo primero que se debe trabajar es el tema de la culpa y la autoestima, ya que es una patología muy común dentro de los motivos de consulta, y no es nada de qué avergonzarse. Sin embargo, estos trastornos pueden interferir con sus relaciones y su calidad de vida.

Aun así, hoy en día, la OMS no saben exactamente cuántas mujeres tienen vaginismo, pero la condición se considera poco común.

 

Tipos de vaginismo

 

El vaginismo se clasifica en dos tipos, dependiendo el momento de la aparición de los sintomas:

  • Vaginismo primario: cuando nunca se ha logrado la penetración vaginal, Esto es cuando una mujer ha tenido dolor cada vez que algo ingresó a su vagina, incluido un pene (llamado sexo penetrante), o cuando nunca ha podido insertar nada en su vagina.
  • Vaginismo secundario: cuando una vez se logró la penetración vaginal, pero ya no es posible, posiblemente debido a factores tales como cirugía ginecológica, trauma o radiación. Esto es cuando una mujer ha tenido relaciones sexuales sin dolor antes, pero luego se vuelve difícil o imposible. También se llama vaginismo adquirido.

Nota: Algunas mujeres desarrollan vaginismo después de la menopausia. Cuando los niveles de estrógeno disminuyen, la falta de lubricación y elasticidad vaginal hace que las relaciones sexuales sean dolorosas, estresantes o imposibles. Esto puede conducir al vaginismo en algunas mujeres.

 

Dispareunia vs Vaginismo

 

Dispareunia es el término médico para las relaciones sexuales dolorosas. A menudo se confunde con el vaginismo.

¿Qué es la dispareunia?

La dispareunia, también llamada coitalgia, es la denominación que se da al dolor que se produce en el transcurso del coito, lo que se produce con mayor frecuencia en las mujeres que en los hombres. Además del dolor también se puede ampliar la sintomatología a la sensación de escozor, ardor o picor.

Sin embargo, la dispareunia podría deberse a:

  • quistes
  • enfermedad inflamatoria pélvica
  • atrofia vaginal

 

Causas del vaginismo

 

Los profesionales de la salud sexual y reproductiva no saben exactamente por qué ocurre el vaginismo. Por lo general, está relacionado con la ansiedad o el miedo a tener  relaciones sexuales. Pero no siempre está claro qué fue primero, el vaginismo o la  ansiedad.

Según la literatura existente, No siempre hay una razón para el vaginismo. Sin embargo, se han basada en estudios clínicos, para vincular las condiciones ha:

  • abuso o trauma sexual pasado
  • relaciones sexuales dolorosas pasadas
  • factores emocionales
  • En algunos casos, no se puede encontrar una causa directa.

Algunas mujeres tienen vaginismo en todas las situaciones y con cualquier objeto. Otros lo tienen solo en ciertos casos, como con un compañero pero no con otros. O pueden tenerlo con las relaciones sexuales pero no con tampones o durante los exámenes médicos.

Otros problemas de salud como infecciones y sequedad también pueden causar relaciones sexuales dolorosas. Es importante consultar a un médico para averiguar qué lo está causando.

Para hacer un diagnóstico, su médico le hará un examen físico y le preguntará acerca de su historial médico y sexual. Estas historias pueden ayudar a dar pistas sobre la causa subyacente de las contracciones.

En caso de no ser la molestia, por algún elemento o factor biológico, se debe remitir a un profesional calificado en este tipo de patología, como psicología.

 

Síntomas del vaginismo

 

El endurecimiento involuntario de los músculos vaginales es el síntoma principal del vaginismo, pero la gravedad de la afección varía entre las mujeres. En todos los casos, la constricción de la vagina hace que la penetración sea difícil o imposible.

  • El sexo doloroso (dispareunia) es a menudo el primer signo de vaginismo. El dolor ocurre solo con la penetración. Suele desaparecer después de la retirada, pero no siempre.
  • Algunas mujeres lo describen como un ardor o una sensación de que el pene está “golpeando una pared”.
  • Las mujeres con vaginismo a menudo informan un dolor ardiente o punzante cuando se inserta algo en la vagina.

Nota: Estos síntomas son involuntarios, lo que significa que una mujer no puede controlarlos sin tratamiento.

El vaginismo puede tener síntomas adicionales, como miedo a la penetración vaginal y disminución del deseo sexual relacionado con la penetración.

Si tienes vaginismo, no significa que dejarás de disfrutar por completo de las actividades sexuales. Las mujeres que tienen la afección aún pueden sentir y anhelar el placer sexual y tener orgasmos.

Muchas actividades sexuales no implican penetración, que incluyen:

  • sexo oral
  • masaje
  • masturbación

Otros síntomas de vaginismo incluyen:

  • No poder tener sexo penetrante o insertar un tampón en absoluto
  • Miedo al dolor o al sexo.
  • Pérdida del deseo sexual

 

Diagnóstico de vaginismo

Diagnostico del Vaginismo

El diagnóstico de vaginismo generalmente comienza con la descripción de sus síntomas. Su médico, psicólogo o terapeuta sexual probablemente le preguntará:

 

  • cuando notó un problema por primera vez
  • con qué frecuencia ocurre
  • lo que parece desencadenarlo
  • Por lo general, su médico también le preguntará acerca de su historial sexual, que puede incluir preguntas sobre si alguna vez ha experimentado trauma o abuso sexual.

Nota: En general, el diagnóstico y el tratamiento del vaginismo requieren un examen pélvico.

Es común que las mujeres con vaginismo estén nerviosas o temerosas por los exámenes pélvicos. Si su médico recomienda un examen pélvico, puede analizar formas de hacer que el examen sea lo más cómodo posible para usted.

Algunas mujeres prefieren no usar estribos y probar diferentes posiciones físicas para el examen. Puede sentirse más a gusto si puede usar un espejo para ver qué está haciendo su médico.

  1. Cuando un médico sospecha vaginismo, generalmente realiza el examen lo más suavemente posible.
  2. Pueden sugerirle que ayude a guiar sus manos o instrumentos médicos dentro de su vagina para facilitar la penetración. Puede pedirle a su médico que le explique cada paso del examen a medida que avanzan.
  3. Durante el examen, su médico buscará cualquier signo de infección o cicatrización.
  4. En el vaginismo, no hay razón física para que los músculos vaginales se contraigan. Eso significa que, si tiene vaginismo, su médico no encontrará otra causa para sus síntomas.

 

Opciones de tratamiento para el vaginismo.

 

El vaginismo es un trastorno tratable. El tratamiento generalmente incluye educación, asesoramiento y ejercicios.

Terapia sexual y asesoramiento

 

La educación generalmente implica aprender sobre su anatomía y lo que sucede durante la excitación sexual y las relaciones sexuales. También obtendrá información sobre los músculos involucrados en el vaginismo.

 

  • Esto puede ayudarla a comprender cómo funcionan las partes del cuerpo y cómo responde su cuerpo.
  • La asesoría puede involucrarlo solo o con su pareja. Puede ser útil trabajar con un consejero especializado en trastornos sexuales.
  • Las técnicas de relajación y la hipnosis también pueden promover la relajación y ayudarlo a sentirse más cómodo con las relaciones sexuales.

 

Dilatadores vaginales

 

Su médico o consejero puede recomendarle aprender a usar dilatadores vaginales bajo la supervisión de un profesional.

 

  1. Coloque los dilatadores en forma de cono en su vagina. Los dilatadores se harán progresivamente más grandes. Esto ayuda a que los músculos vaginales se estiren y se vuelvan flexibles.
  2. Para aumentar la intimidad, haga que su pareja lo ayude a insertar los dilatadores. Después de completar el curso del tratamiento con un conjunto de dilatadores, usted y su pareja pueden intentar tener relaciones sexuales nuevamente.

 

Terapia física

 

Si tiene dificultades para usar dilatadores por su cuenta, obtenga una derivación a un fisioterapeuta que se especialice en el piso pélvico.

 

Pueden ayudarla a:

 

  • Aprenda más sobre cómo usar dilatadores
  • aprender sobre técnicas de relajación profunda

 

Viviendo con vaginismo

 

La disfunción sexual puede afectar las relaciones. Ser proactivo y recibir tratamiento puede ser crucial para salvar un matrimonio o una relación, pero lo mas importante es entenderm que es lo que esta pasando con usted misma.

  • Es importante recordar que no hay nada de qué avergonzarse. Hablar con su pareja sobre sus sentimientos y temores sobre las relaciones sexuales puede ayudarlo a sentirse más relajado.
  • Su médico o terapeuta puede proporcionarle formas de superar el vaginismo. Muchas personas se recuperan y viven vidas sexuales felices.
  • Programar sesiones de tratamiento con un terapeuta sexual puede ser beneficioso. Usar lubricación o ciertas posiciones sexuales puede ayudar a que las relaciones sexuales sean más cómodas.
  • Experimente y descubra lo que funciona para usted y su pareja.

La salud sexual y reproductiva, es tan importante como cualquier otra dimensión de su salud, por lo que si siente que necesita ayuda, para comprender su situación, lo más recomendable es iniciar lo más pronto posible…. Recuerda compartir este contenido con amigos o familiares que tal vez la estén necesitando.

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.