educación, información y comunicación en los campos de la salud sexual y reproductiva

1

REFLEXIÓN CRÍTICA; EDUCACIÓN, INFORMACIÓN Y COMUNICACIÓN EN LOS CAMPOS DE LA SALUD SEXUAL Y REPRODUCTIVA

REFLEXIÓN CRÍTICA; EDUCACIÓN, INFORMACIÓN Y COMUNICACIÓN EN LOS CAMPOS DE LA SALUD SEXUAL Y REPRODUCTIVA
REFLEXIÓN CRÍTICA; EDUCACIÓN, INFORMACIÓN Y COMUNICACIÓN EN LOS CAMPOS DE LA SALUD SEXUAL Y REPRODUCTIVA

(Con base en el artículo: Nuevos modelos y metáforas comunicacionales:  el pasaje de la teoría a la praxis, del objetivismo al construccionismo social y de la representación a la reflexividad)

Marcy Patricia Forero A[1], José Fredy Herrera[2]

 RESUMEN

En este escrito, se realiza una reflexión basa en el artículo: Nuevos modelos y metáforas comunicacionales: el pasaje de la teoría a la praxis, del objetivismo al construccionismo social y de la representación a la reflexividad, teniendo como pilares la educación, información y comunicación en los campos de la salud sexual y reproductiva. Partiendo desde los derechos y deberes como individuos sociales, sin dejar de lado la importancia que tiene la influencia cultural en el desarrollo como comunidad compleja. Así mismo se puede observar la introversión de dos estudiantes de posgrado sobre el papel de la acción participativa desde el diario vivir y la influencia que puede tener el proceso de orientación hacia las personas que consultan estas temáticas.

PALABRAS CLAVE: construccionismo social, educación, comunicación y salud sexual.

 

Recibido 25 de agostos del 2018.

Aprobado 25 de septiembre de 2018.

 

Reflexión sobre el rol de la comunicación en los procesos educativos

Es innegable el hecho de que  el texto nos permite hacer una aproximación  acerca de las condiciones que el mundo social, trae constantemente de manera cambiante en cuanto a las nuevas maneras de comunicación, que coactivamente debemos acoger para seguir sintiéndonos parte del mismo. Es decir que esto sugiere, que es indiscutible, la forma en que debemos estar dispuestos a hacer parte de esa transformación permanente como participantes activos, dicho de otra manera, ya no como meros espectadores, sino aportando nuevas ideas, estrategias y posiciones si queremos estar y sentirnos como una parte importante de este proceso.

De esta manera se hace necesario mencionar, la visión del enfoque del construccionismo social, con respecto a que los individuos deben aprender a concebir, describir, explicar y dar cuenta del mundo en el que se desenvuelven, pero a partir del procesamiento interno e intelectual de la realidad como característica propia e individual, de manera que no se parezca a la de los demás, porque seguiría en la tónica primaria de asimilar el mundo social, como quien se come un trozo entero de un alimento, sin degustarlo y digerirlo de manera intima, distinta, única; sin olvidar que hacemos parte del mundo social simplemente porque habitamos en él y obligadamente debemos sumergirnos en el mismo, pero de manera activa y participativa.

El mundo de hoy ya no acepta individuos pasivos, hay que proponer, tener iniciativas para generar nuevos cambios positivos si queremos mantenernos en el nuevo paradigma comunicacional en cualquier sociedad, es decir que como futuros sujetos expertos en la materia, debemos aportar a la trasformación del campo de la salud sexual y reproductiva, no solamente como replicadores de información, sino también como trasformadores de pesquisa, mediados por la praxis y la reflexión.

Lo anterior no es un proceso  fácil de digerir, debido a que  el individuo en su particularidad trae consigo características propias que están impresas en su interior y para algunos individuos el proceso puede ser complejo y tardara más tiempo en asimilar los cambios. La emergencia del  paradigma de la comunicación, nos presenta a diferencia de otros, las condiciones particulares concebirán más fácilmente. Y como menciona el texto, para quienes de alguna manera hemos vivenciado el cambio del antiguo al nuevo paradigma de la comunicación, tuvimos que asimilar un terremoto de ideas y conceptos nuevos para seguir siendo parte activa de la sociedad en la que estamos sumergidos, así como también debemos aceptar las fluctuaciones o movimientos serpentinos constantes relacionados con las nuevas y múltiples ideas, concepciones o teorías.

En este orden de ideas, el cambio para este texto hace referencia a la necesidad de adaptación  al diario vivir de acuerdo con el contexto político y social en el que nos encontremos y aceptarnos como nuevos jugadores del cambio social, aportando así mismo, desde nuestra profesión nuevas miradas, enfoques, ideas o estrategias. En este caso, relacionadas con los problemas sociales, que aquejan a todos en sus diferentes cursos vitales desde la niñez, hasta la población adulto mayor en nuestra sociedad colombiana.

En el campo de la salud sexual y reproductiva, por ejemplo, el nuevo paradigma de la comunicación, puede sugerir, ir enfocado a la educación dirigida a la familia, porque es en el seno del hogar donde se gestan los valores, las creencias, las actitudes y comportamientos de los individuos y como base fundamental del ser humano, debe ser lo suficientemente fuerte y sólida  entre otras cualidades, como para soportar las adversidades de la vida con respecto a las situaciones que se puedan presentar en cada uno de sus integrantes en las diferentes etapas de la vida.

Invitándonos a cavilar que las problemáticas relacionadas con la salud sexual y reproductiva en nuestro país son mucho más de tipo complejo que complicado; un ejemplo puede ser como los embarazos no planeados ni deseados, a temprana edad (adolescentes y jóvenes), y el aborto producido de manera ilegal o insegura, son el resultado precisamente de una familia con dificultades de tipo comunicacional, enmarcados en factores como la cultura, los amigos, la pareja, la sociedad y el entorno en el cual se encuentra el individuo.

Tan así que se sucintan preguntas como ¿Por qué enfocarse en la educación en el seno de la familia? recordando como primera medida que tanto la comunicación, como la información están impresas en el proceso de la educación, ¿Se imagina usted, una familia con conocimientos bien estructurados, impartidos por personal idóneo en materia de salud sexual y reproductiva?…

es importante señalar que, la educación es una herramienta fundamental para poder generar cambios positivos a gran escala. De hecho, considero que no solamente es una herramienta para la reducción o la eliminación de estas problemáticas, sino la gran solución, pero como insisto, en el seno del hogar; no en los colegios, ni en las universidades, ni a través de la publicidad o la tecnología, sino en casa, que como mencione anteriormente, es el espacio donde se generan las bases para una vida saludable y con calidad. De esta manera, ningún terremoto situacional hará que se derrumbe lo que en casa hemos aprendido de nuestros padres y sabremos manejar las fluctuaciones de la vida con conocimiento, de manera que podremos cumplir nuestras metas y mejorar nuestra calidad de vida a pesar de los cambios constantes a los cuales nos vemos enfrentados a nivel político, económico, social y cultural.

Conclusión

El nuevo paradigma de la comunicación ha de ser un proceso de cambio constante, lo cual debe involucrar procesos pensados del presente, basados en datos que hablen de realidades latentes, con vistas a solucionar problemáticas con impacto en el futuro. Por lo cual Se deberán asimilarlo de acuerdo con el dinamismo que trae la vida misma, desde el pluralismo con fines singulares, y de acuerdo con cada sociedad, deberán enfrentarse a las “reglas de obligatoriedad” en cada región, tomando el rol de “jugadores activos” dentro de ese proceso, con la capacidad suficiente de generar nuevos cambios, acciones, metas y transformaciones si se quiere pertenecer a esa “fiesta” a la cual hemos sido “invitados” (vida) y dejar huella en quienes participan de la misma, a través del proceso de la educación efectiva, respetando el tiempo de permanencia y las convicciones de cada uno de sus  participantes que se quedan en ella.

[1] Enfermera – Pontificia Universidad Javeriana. Estudiante candidata al título de Maestría en Salud Sexual y Salud Reproductiva – Universidad El Bosque. Bogotá, Colombia. Correo electrónico: mforeroa@unbosque.edu.co

[2] Psicólogo  Fundación Universitaria  Los Libertadores. Estudiante candidato al título de Maestría en Salud Sexual y Salud Reproductiva – Universidad El Bosque. Bogotá, Colombia. Correo electrónico: jfherrerah@unbosque.edu.co, jofedy@gmail.com

1
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »